Imagen Sitemap
09 Enero 2013

Sólo seis de las principales 25 compañías de Salud superan el aprobado de los médicos

Elige tu Sexo
Elige Tu Marca
Otra
Elige Tu Marca
Otra

Entre las conclusiones del estudio se destaca que sólo seis de las 25 aseguradoras que operan en el mercado superan el aprobado; de hecho, ninguna supera el 6 en la nota (en una escala de 1 a 10). En este sentido, las compañías de seguros que más pacientes aportan a los médicos son: ADESLAS (34,3% de las respuestas); ALLIANZ(20,2%); SANITAS (13,5%); DKV (10,3%); ASISA(7%); IMQ (4,2%); y CASER (4,2%).

Otros datos que muestra el informe es que el 85% de los médicos consultados manifiesta su negativa en cuanto a la satisfacción con los honorarios profesionales que perciben de las compañías aseguradas. Tan sólo un 5% cree que es bueno. De todos ellos, un 87% cree que se debería actualizar cada año los honorarios.

Por otro lado, el trabajo también señala que son una clara mayoría (81%) los que se muestran en desacuerdo con que las aseguradoras obliguen a su cuadro a trabajar en sus centros médicos. Igualmente, el 61% discrepa al respecto de que las compañías abran gabinetes médicos propios.

Si la pregunta se refiere al grado de satisfacción en el cobro de sus honorarios, el estudio manifiesta que dos de cada tres verifican que las aseguradoras les pagan puntualmente (40,3%); un porcentaje un poco más bajo manifiesta que les pagan menos de lo que facturan (29,3%) y el resto de los consultados afirma recibir el cobro con más de tres meses de retraso (20,4%).

Por otra parte, el informe también recoge otros datos de interés para el sector médico, del que se desglosa que la mayoría de los médicos que tienen consulta propia obtuvieron unos ingresos brutos en 2009 inferiores a 60.000 euros, que procedían casi en su totalidad, del pago de las compañías aseguradoras y sólo uno de cada diez consultados confiesa ingresar más de 120.000 euros. Del trabajo se concluye que el médico español no se aventura en el ejercicio privado hasta pasados al menos una media de seis años en la sanidad pública.